(0034) 91 297 99 02   (0034) 697 18 28 00   Felipe IV 3, 3º Izq, Madrid (Spain)

Cómo ofrecer a tus hijos la mejor educación bilingüe inglés-francés

Ser capaz de comprender, hablar, leer y escribir en dos idiomas no es una meta fácil de alcanzar, incluso para un niño. Aprender dos idiomas será un proceso largo que se desarrollará a lo largo de varios años, pero que le ofrecerá un sinfín de ventajas de cara al futuro.

Por otro lado, elegir una educación bilingüe para un hijo es una decisión importante, pero también debe ser un proyecto familiar. El niño debe recibir apoyo tanto de su familia como del colegio, y en este sentido, hoy vamos a explicarte todo lo que necesitarás saber para planificar la educación bilingüe inglés-francés de tu hijo desde el principio.

Ventajas de la educación bilingüe inglés-francés desde la infancia

Desarrollar el bilingüismo desde la infancia es sin duda la mejor forma de comenzar. Diversos estudios han demostrado que los niños tienen la capacidad de aprender un nuevo idioma de forma más natural, fácil y rápida que los adolescentes o adultos. Además, los niños que aprenden dos o más idiomas amplían su visión del mundo y se preparan mejor para un futuro en el que la capacidad de adaptación será clave. 

Educación bilingüe inglés-francés en el colegio

El mejor momento para aprender un idioma es entre el nacimiento y los 8 años. Desde los 2 o 3 años, un niño conoce naturalmente el idioma al que está expuesto y se expresa en esa lengua. Sin embargo, la mayoría de los idiomas se introducen mucho más tarde en los colegios.En un programa bilingüe, el lenguaje no se considera una asignatura académica, se integra en el plan de estudios como una herramienta. El lenguaje no es el objeto enseñado, es el instrumento utilizado para impartir conocimiento. Ya no estamos enseñando un idioma, estamos enseñando algo a través del idioma. 

Tipos de educación bilingüe inglés-francés

Hay diferentes métodos de educación que han demostrado ser eficaces a la hora de adquirir la capacidad de dominar dos o más idiomas.

El primero que vamos a explicar es el método de educación bilingüe transicional. A los estudiantes se les enseñan algunas materias en su idioma nativo desde la guardería hasta el año 3 y desde el año 4 hasta el año 6, estas materias se enseñan en un segundo idioma.

El segundo es la educación bilingüe en dos idiomas, en el que ambos idiomas se utilizan en el aula. La mitad de los estudiantes en el aula son hablantes nativos de inglés y la otra mitad son hablantes nativos de otro idioma (es decir, francés). Juntos, aprenderán la cultura y el idioma de cada uno.

El tercer método de educación bilingüe es la inmersión. Este es el enfoque de una persona y un solo idioma. Habría un maestro enseñando el idioma nativo y otro enseñando el segundo idioma. Este método podría organizarse en días alternos, o tal vez una mañana en el idioma nativo y una tarde en el segundo idioma. Los maestros hablan en sus respectivos idiomas, pero permiten que los niños hablen en el idioma que elijan.

¿Cómo continuar y fortalecer su educación bilingüe en la adolescencia?

La mejor alternativa para asentar sus capacidades en ambos idiomas durante la adolescencia es estudiar un año en el extranjero. En iEduex ofrecemos diversas opciones para estudiar en Estados UnidosInglaterraIrlanda o Canadá.

Si lo que buscas es ofrecer a tu hijo una educación bilingüe inglés-francés, decantarse por Canadá es lo más lógico, ya que en este país se hablan ambos idiomas de forma indistinta. Echa un vistazo a nuestros programas académicos para estudiar un año en Canadá, y descubre cómo tu hijo puede terminar de prepararse para el futuro mientras conoce otra cultura y vive inolvidables experiencias.