(0034) 91 297 99 02   (0034) 697 18 28 00   Felipe IV 3, 3º Izq, Madrid (Spain)

5 consejos para enseñar inglés a niños pequeños, con éxito

El inglés siempre ha sido un punto de referencia mundial para todo tipo de conversaciones. Desde situaciones personales hasta profesionales, ser capaz de comunicarse en inglés siempre puede abrirte una cantidad inimaginable de puertas. Por eso, en iEduex entendemos perfectamente por qué como padres os preocupa cómo podríais enseñar inglés a vuestro hijo cuanto antes.

Hoy, nos hemos planteado ayudaros a conseguir este objetivo mediante 5 consejos que os ayudarán a enseñar a vuestros pequeños a hablar y escribir en inglés. 

Crea para ellos una experiencia inmersiva, pero sin presiones

Los niños captan las cosas mucho más rápido que los adultos. Si eres capaz de crear para ellos un entorno informal y divertido que apoye su proceso de aprendizaje probablemente se sientan receptivos ante la idea de descubrir un nuevo idioma.

No obstante, debes tener en cuenta que cada niño es un mundo, y puede que cueste un poco encontrar la combinación adecuada de elementos que consigan motivarle. Juegos, música, cuentos o películas son una buena forma de comenzar. Haremos más hincapié en ellas más adelante, pero de momento anota en tu mente en mayúsculas que presionarle con un plan de formación académico tal y como se haría con un adulto no es en absoluto recomendable. 

La música es una buena forma de empezar

La mayoría de los padres recurren a libros de texto para enseñar inglés desde el principio. Pero a un niño pequeño esto puede aburrirle bastante rápido, así que te aconsejamos comenzar con poemas o canciones infantiles.

Al escuchar las palabras que acompañan el pegadizo ritmo de la música los niños tienden a familiarizarse mejor con la forma en la que suena el inglés y comenzarán a captar los matices del idioma poco a poco. 

Habla inglés en casa con ellos, poco a poco

Incluso aunque el primer truco funcione, un niño pequeño probablemente no será capaz de hablar en inglés de forma fluida sólo escuchando canciones. Hablar con ellos en inglés de vez en cuando es el siguiente paso.

Seguro que no comenzarán a escribir frases o a estructurar sus pensamientos en inglés inmediatamente, pero si les ayudas un poco preguntándoles cosas en inglés o enseñándoles cómo se formula en inglés la pregunta que han hecho en castellano, poco a poco irán cogiéndole el tranquillo. 

Haz que aprender inglés se convierta en un juego

Oír canciones o hablar en inglés no es ni de lejos la única forma de aprender a comunicarse en este idioma. Eso sí, si acaban de descubrir el inglés ni se te ocurra leerles un cuento o sugerirles que lo lean, lo más probable es que no se enteren de nada.

Puedes probar con algún juego de mesa como el Pictionary, que les ayudará a desarrollar su dominio del idioma mientras se divierten con los lenguajes de gestos, los dibujos o las palabras mudas. Y más adelante, cuando estén mejor preparados, probar con algún cuento infantil. 

Nada como una película en inglés para que aprendan mientras se divierten

Una película infantil como “Buscando a Nemo”, “Kung Fu Panda” o “Zootopia”, con subtítulos en español (o directamente en inglés si crees que serán capaces de seguir la historia y los diálogos) servirá como el gancho definitivo para captar su interés por el idioma. Y como colofón final, cuando termine la película hazles preguntas sobre la película o los personajes que deberán responder en inglés.

Enseñar inglés desde una edad temprana sin duda les permitirá avanzar a pasos agigantados en el dominio del idioma desde bien pequeños. Sin presiones, de forma lenta pero constante, verás como tus hijos comenzarán a expresar sus ideas y sentimientos en inglés mucho más rápido de lo que imaginas.