Blog

5 Consejos para no perder tu equipaje durante tu año escolar en el extranjero

5 Consejos para no perder tu equipaje durante tu año escolar en el extranjero

Seguro que en alguna ocasión has perdido las llaves de casa, la cartera o el teléfono móvil Es un fastidio, ¿a que sí? Pues imagina que esto te ocurre con tu equipaje en la otra punta del mundo, y dentro de tu maleta llevabas todo lo que ibas a necesitar durante tu año escolar en el extranjero.

Esto sí es toda una debacle, pero no te preocupes. Hoy en iEduex, hemos preparado una lista de consejos que te resultarán muy útiles para no perder (o que te roben) tu equipaje a la ida o la vuelta de tu año escolar en el extranjero.
 

Aunque no lo creas, la mejor maleta es la más fea

Lucirse por todo el aeropuerto con tu maleta último modelo de la marca que está de moda puede ser tentador, pero piensa que en el momento en el que la pierdas de vista, tu maleta se convertirá automáticamente en una brillante luz de neón en la que cualquier persona con malas intenciones se va a fijar.

Por eso, una maleta sencilla, barata y que ofrezca lo suficiente como para que puedas hacer el equipaje y trasladarlo de forma cómoda es lo que deberías buscar.

 

Convierte tu maleta en un castillo inexpugnable

Si has viajado en avión antes, es posible que te hayas fijado en algunas personas que, antes de facturar su equipaje, envuelven toda su maleta con un sinfín de capas de papel film transparente. No lo hacen por capricho, esto no sólo evitará que golpes o caídas puedan dañar tu maleta o las cosas que llevas dentro.

También servirá de disuasorio a cualquier ladronzuelo que disponga de un par de minutos fuera de miradas indiscretas para abrir una maleta y llevarse el contenido que le interese.

 

Más vale pequeño pero efectivo

Seguramente hayas leído o escuchado que una de las mejores recomendaciones para evitar que te roben tu equipaje es poner un candado en tu maleta. Y si bien esta es una muy buena idea, debes evitar elegir un enorme y llamativo candado que diga: “AQUÍ HAY COSAS VALIOSAS. NO TOCAR”.

Ese es justo el tipo de detalles que los ladrones buscan a la hora de seleccionar un objetivo, ya que según su punto de vista, “más vale arriesgarse por algo valioso, que por algo sin valor”. Y seamos sinceros, ninguna maleta, lleve el candado que lleve, está a salvo si el ladrón es habilidoso.

 

Identifica tu maleta de forma ridícula

¿Recuerdas el consejo que te hemos dado antes sobre envolver tu maleta en papel film transparente? Pues aprovechando que has creado una capa aislante en la que puedes escribir, pon tu nombre en letras bien grandes con un rotulador permanente. No te cortes, que ocupe toda la maleta.

Y si puedes escribir tu número de teléfono y dirección completa mejor que mejor. Esto no sólo disuade a los ladrones, sino que en caso de que tu maleta simplemente se pierda, el personal del aeropuerto, de la aerolínea o algún buen samaritano que localice tu maleta podrá saber fácilmente a quién pertenece y a dónde enviarla.

 

Tu maleta es tu mejor amigo

Perder tu maleta o que te la roben no sólo es un problema que puede sucederte en aeropuertos. Cuando hayas salido del avión, puede que entre el aeropuerto y tu alojamiento debas pasar por autobuses, taxis, restaurantes, varias calles a pie o diversos lugares de interés de la ciudad. ¡Nunca te separes de tu maleta!

Incluso ese momento en el que te paras a hacer una foto con el móvil puede marcar la diferencia entre conservar tu maleta o no hacerlo, y al contrario que si te ocurre en el aeropuerto, esta vez tus posibilidades de recuperarla en buen estado con todo su contenido son muy reducidas. ¡Así que ten puesto siempre un ojo en ella!