(0034) 91 297 99 02   (0034) 697 18 28 00   Felipe IV 3, 3º Izq, Madrid (Spain)

Inglés americano, sí; pero ¿cuál?

ingles-americano

Los Estados Unidos son uno de los destinos de estudios para aprender inglés predilectos en cualquier parte del mundo. El inglés americano puede tener menos prestigio tradicional que el inglés británico, pero su predominio en los ámbitos culturales, sociales y de los negocios es indiscutible.

Pero ¿sabías que el dilema entre aprender inglés americano o inglés británico es en cierto sentido falso? Porque, igual que en la Hispanosfera somos perfectamente capaces de distinguir un buen montón de variedades del español (e incluso en rangos geográficos más pequeños, como España sin ir más lejos), ¿cómo no va a pasar lo mismo en el inglés de Norteamérica?

Uy, hemos dicho “inglés de Norteamérica”… Eso mete en la variable a los primos canadienses. ¿Hablan diferente a los estadounidenses? ¿Y entre sí? Bueno, vamos por partes (nunca mejor dicho): vamos a presentarte los principales dialectos de Norteamérica, sus rasgos más señalados y un par de curiosidades. Let’s go!

Las bases de las diferencias dialectales

Pero, antes de nada, ¿cómo se diferencian las variedades dialectales del llamado “general American” y entre sí? En el acento, evidentemente. Es decir, no hablamos aquí de léxico o de construcciones, sino básicamente de fonética: la diferencia no está en lo que dicen, sino en cómo lo pronuncian.

Y, si bien hay rasgos comunes a todos los dialectos americanos (especialmente en las consonantes), las diferencias suelen estar en la pronunciación de las vocales. No nos vamos a poner sesudos; si quieres información más detallada, el Atlas de Labov y los estudios de la UPenn son lo que buscas.

¿Hay un inglés “estadounidense” y un inglés “canadiense”?

No. No exactamente. El inglés canadiense se considera en muchos aspectos a medio camino entre el de la vieja metrópoli (tiende a respetar su ortografía) y el de su poderoso vecino de abajo (con una fonética similar).

Pero tampoco hay un solo inglés canadiense, sino por lo menos dos grandes linajes:

  • Canadiense estándar. El más extendido por el centro y el oeste del país, con el llamado Canadian shift como rasgo característico: las vocales tienden a abrirse y retrasarse como [ɒ], algo que comparte con varios dialectos estadounidenses “fronterizos”.
  • Canadiense atlántico. También llamado marítimo, reúne los subdialectos de Terranova y Halifax. Está marcado por el Canada raising, que consiste en abrir la primera vocal de los diptongos; este rasgo también se escucha al sur de la frontera.
dialecto-americano

Los dialectos del inglés americano

Ahora sí que sí, vamos con los dialectos principales que se suelen identificar en Estados Unidos:

Nordeste

El acento de Nueva Inglaterra Oriental, a menudo identificado como “el acento de Boston”, tiene un rasgo único en Estados Unidos que recuerda su parentesco con la vieja Inglaterra: el no-rotacismo, o sea, lo de no pronunciar lar erres a final de palabra. De ahí lo de pahk yuh cah in hahvuhd yahd (park your car in Harvard Yard).

Ojito, que esto cambia cuando vamos un poquito al oeste; en Nueva Inglaterra Occidental (Vermont, Connecticut, interior de Massachusetts, valle del Hudson) ya se pronuncia esa erre, y vemos los primeros mergers (fonemas distintos que tienden a pronunciarse igual).

Atlántico medio

O lo que es lo mismo, el valle del Delaware, que incluye dos ramas, el inglés de Baltimore y el inglés de Philadelphia. Diferencian cot y caught, y no solo eso; como rasgo único, la vocal en bad suena [eə] y en sad suena [æ].

Podemos incluir también aquí el inglés de NYC. La Gran Manzana ha generado su propio dialecto, ajeno al del resto del estado (como no podía ser de otra manera), y es fácilmente reconocible por su influencia cultural y en los medios de comunicación. En realidad es más un estilo conversacional que otra cosa.

Y otro subdialecto con personalidad es el de Pennsylvania Oriental o WPA. El pittsburgués es hablado por los llamados yinzers, que tienden a asimilar casi todas las vocales. Pronuncian igual cot-caught o mull-mall-maul; y eliminan muchos diptongos.

Sur

Los dialectos clásicos de las películas como “Lo que el viento se llevó” han desaparecido, pero eso no quiere decir que el Sur no tenga su personalidad dialectal. Claro que sí. De Texas a Virginia se distinguen cot y caught, y el famoso Southern drawl (canto sureño), que consiste en alargar y diptongar (incluso triptongar) vocales.

Eso sí, los sureños son muy suyos y se pueden distinguir un buen puñado de subdialectos. Tejano, neoorleanés, viejo sureño, apalachiano, high tider

Norte

Hay una gran familia del inglés americano que tiene muchos rasgos comunes y que va de los grandes lagos a las grandes praderas del Upper Midwest. Pero hay dos subdialectos principales:

  • Inland North. En torno a los Grandes Lagos encontramos el “inglés de Chicago”, donde las vocales tienden a diferenciarse y, en virtud del northern cities vowel shift, a diversificarse.
  • North Central. Al contrario, en los estados de Wisconsin, Minnesota y aledaños las vocales se simplifican. Hay un habla de transición llamado yooper con influencias canadienses y de la inmigración finesa.

Midland

Para los expertos es difícil definir el habla de los valles medios del Misisipi y el Misuri. A medio camino entre los dialectos sureños y norteños en lo fonético, sí presenta numerosas peculiaridades propias en cuanto a gramática y vocabulario. Por ejemplo, la construcción verbo + participio o carry-out para take-out.

Oeste

Y, como suele ocurrir en EE.UU., del Misisipi para allá es otro mundo. Se define por la presencia del cot-caught merger (como en el canadiense estándar, del que es muy cercano, y de otros dialectos norteños estadounidenses), pero la /u/ frontal lo acerca a hablas más meridionales. También tiene rasgos muy propios del General American, como la igual pronunciación de Mary, marry y Merry.

El de California es tal vez el inglés americano más reconocible fuera del país; el de los vaqueros. Pero todos los subdialectos presentan una glotalización de la /t/ (o sea, que la t suene como r) muy acentuada y la no pronunciación de la -g en los gerundios como rasgos distintivos.

Con cualquier acento, el inglés es tu aliado

Diferenciar los dialectos y subdialectos estadounidenses probablemente esté fuera de tu alcance… Todavía; tras un año escolar en EE.UU, ¡seguro que lo pillas al vuelo!