(0034) 91 297 99 02   (0034) 697 18 28 00   Felipe IV 3, 3º Izq, Madrid (Spain)

Aprender inglés: métodos online que pueden venirte de lujo

Metodo online

Aprender inglés es el objetivo; los medios pueden ser muy diversos. Antes de ir más lejos, no nos engañemos al respecto: como siempre decimos, la inmersión es la reina, la forma más segura de adquirir las competencias realmente necesarias para poder decir que dominas con soltura cualquier idioma.

Dicho esto, nada impide (al contrario, es más que deseable) que recurramos a todos los medios a nuestra disposición para mejorar nuestro inglés. Si hace unos años nuestra distancia respecto a los países anglosajones era, aunque suene raro desde la perspectiva de la física, mayor, hoy los tenemos ahí, a la vuelta de la esquina, a un clic de distancia.

De todas maneras, todo ayuda, sea para mejorar por tu cuenta (aunque sea poco a poco), sea para preparar tu próxima estancia de estudios en el extranjero. Así que aquí te traemos unos cuantos métodos de inglés online; o, más bien, métodos para aprender inglés aprovechando los recursos online que internet pone a tu alcance.

Cursos en línea

Pues eso, la versión online de las clases particulares para aprender inglés. Suelen ser conjuntos de actividades, más o menos interactivas y siempre con una vocación práctica (aunque no siempre realista, que no es lo mismo), que van de los cursos “cerrados” a repositorios de ejercicios entre los que el estudiante elige libremente.

Son un buen complemento a la formación reglada habitual de colegios e institutos, aunque sólo sea porque implica echarle más horas al tema. Su principal desventaja es que no dejan de ser ejercicios “prefabricados”, sin un ser humano al otro lado que pueda plantearnos los desafíos y darnos las claves que requiere el aprendizaje de idiomas.

Ejercicios online

Ejercicios (y materiales para profes)

De acuerdo, no será lo más entretenido del mundo, pero si de aprender se trata, tirar de materiales didácticos es una idea indiscutiblemente buena. Su eficacia ya ha sido probada (en especial en cuanto a gramática, ortografía o sintaxis se refiere), suelen estar pensados y distribuidos por niveles de competencia y son fáciles de encontrar en cantidades ingentes en la red. Y, además, ¡son gratis!

Una buena idea es conseguir materiales autoguiados, o sea, que puedas corregir por ti mismo con facilidad (sin hacer trampas, se entiende). Pueden resultar ideales para preparar pruebas específicas, como el examen ELTiS, y no es difícil dar con ellos en páginas web oficiales o especializadas. Eso sí, necesitarás bastante constancia si quieres ir viendo resultados.

Audiovisuales en inglés

Nunca se alabará lo suficiente la suerte que tenemos al tener al alcance de la mano una inmensa panoplia de materiales audiovisuales, sobre cualquier tema, en cualquier registro, de acceso fácil y a coste cero. Y, si queremos, con subtítulos, para ayudarnos y complementar el perfeccionamiento de las competencias de comprensión orales y escritas al mismo tiempo.

En este caso, lo difícil es dar con contenidos que resulten adecuados y productivos en cuanto a aprender inglés se refiere, ya que muchas veces no están pensados para una audiencia con poco nivel; si alguna vez has visto alguna película y no te has enterado de nada, sabrás de lo que te estamos hablando. Pero con esfuerzo y eligiendo una temática que te guste, el progreso está asegurado.

Música (y letra)

Es indiscutible que se aprende mucho más cuando estamos motivados, y la música tiene un enorme potencial en ese sentido. ¿Nunca has querido saber lo que dicen realmente las letras de las canciones que te apasionan? Por no hablar de entenderlas de verdad, tanto en cuanto a la fonética como en cuanto al significado de giros y expresiones.

Es cierto que, por su propia naturaleza (no se canta como se habla normalmente, ni se canta lo que se dice normalmente) la música no es el vehículo ideal para aprender otro idioma, pero tampoco hay que subestimarla. Además, hay muchas páginas web especializadas en el aprendizaje a través de la música, con letras, traducciones, opciones de reproducción lenta, comentarios… Te las recomendamos encarecidamente.

Aplicaciones en ingles

Aplicaciones de refuerzo

Son una solución muy similar a los cursos online; apps diseñadas específicamente para el refuerzo del aprendizaje de un idioma, normalmente basadas en la gamificación como principio pedagógico (a veces en exceso, por lo que pueden resultar simplonas a largo plazo, educativamente hablando). Tampoco hay que perder de vista que si se llaman “de refuerzo” será por algo…

Así, si bien para muchos son la solución ideal, nos parece como mucho un buen complemento (y nunca un sustituto eficiente) de otros métodos de aprendizaje, sean online o presenciales. Unas son visualmente más atractivas o más sofisticadas en cuanto a programación y otras no tanto, pero en todo caso sigue faltando el componente humano.

Plataformas de intercambio

Verbling, Busuu o Lingostan, por mencionar algunas, son plataformas one-to-one en las que puedes aprender inglés de la mejor manera posible: practicando y haciendo un poquito de intercambio cultural. Ahí radica también el principal obstáculo para acudir a ellas: es necesario un nivel mínimo para poder hablar con tu interlocutor, que estará interesado, a su vez, en aprender lengua y cultura españolas.

Es lo más cerca que estarás de una experiencia de inmersión real, ya que podrás charlar con nativos. Que te planteas hacer un año escolar en USA, pues contactas con alguien de allí; que vas a estar en un internado en Irlanda, pues te buscas a alguien de la Isla Esmeralda… Lo bueno, incrementa mucho la soltura, porque te familiariza con acentos y expresiones reales y te quita el miedo.

Lo más importante para aprender inglés… son las ganas

En lo que te decides a estudiar inglés en el extranjero y vivir una experiencia vital única, estos recursos pueden venirte de maravilla para ir mejorando poco a poco. ¡Ojalá te sirvan de ayuda!