(0034) 91 297 99 02   (0034) 697 18 28 00   Felipe IV 3, 3º Izq, Madrid (Spain)

4 diferencias entre el inglés británico y el inglés americano

Aunque el inglés americano y el británico parezcan el mismo idioma, ¿crees que un americano que visite Andalucía y otro que visite Galicia tendrán la misma percepción de nuestro idioma? Lo mismo ocurre con el inglés británico y el inglés americano. Hoy en iEduex, te sorprendemos con cuatro diferencias entre ambos que seguro te resultarán muy curiosas. 

El inglés británico tiene influencias francesas

Aunque no nos guste admitirlo, o al menos de esta forma, cuando un país conquista a otro tiende a imponerle gran parte de su cultura, incluido el idioma. Esto es lo que ocurrió en el siglo XI en Inglaterra cuando Guillermo el Conquistador llevó consigo a Gran Bretaña el francés y normalizándolo como la lengua culta del país, o en 1700 cuando el francés se puso de moda entre los ingleses.
Los americanos, al estar en el otro lado del Pacífico, no adquirieron de ningún modo esta influencia, y por eso el inglés británico se parece mucho más al francés que el americano. 

A los estadounidenses les encanta deshacerse de las palabras

Y esto es algo que, aunque no tengan en común con los británicos, sí tienen con los españoles. Puede que por eso cuando un extranjero intenta aprender español en su país y luego viene a España a practicarlo, se da cuenta de que hacemos de todo, menos hablar de forma correcta.

Los estadounidenses, al igual que nosotros, tienden mucho a evitar mencionar ciertas palabras en las frases. Ya sea porque desean decir las cosas más rápido, por pura pereza o porque en realidad a los británicos les gusta concretar con más propiedad lo que están diciendo, en América también se comen las palabras. 

La ortografía en EEUU nació como una forma de protesta

Mientras que los diccionarios de Inglaterra fueron elaborados por los académicos de Londres, con el objetivo de recopilar en un mismo libro todas las palabras inglesas conocidas, el diccionario estadounidense fue creado por Noah Webster, un lexicógrafo cuyo deseo era que la ortografía fuera más sencilla (y también, obviamente, para demostrar de una forma diferente que América era ya independiente del dominio británico).

Algunos cambios de los que realizó para convertir el inglés americano en un idioma más fácil fue quitar la ‘u’ en palabras como ‘colour’, dejándola en ‘color’. Porque si no se pronuncia, ¿qué hacía ahí esa ‘u’?

¿Quieres saber más sobre nuestros centros para cursar un año académico en los Estados Unidos? Descúbrelos aquí