(0034) 91 297 99 02   (0034) 697 18 28 00   Felipe IV 3, 3º Izq, Madrid (Spain)

Tu curso escolar en el extranjero, mejor con garantías: ASEPROCE

aseproce

¿Sabes que el 70% de las empresas que organizan cursos escolares en el extranjero no cumplen con la legislación vigente? Este dato resulta cuando menos sorprendente, y más que nada, preocupante. Lo que está en juego es, nada menos, el bienestar de nuestros hijos cuando se encuentran estudiando fuera de España y lejos de sus familias…

Todos estamos de acuerdo en que estudiar inglés en el extranjero es prácticamente un requisito ineludible si queremos manejarnos con soltura en la lengua de Shakespeare, la lingua franca de nuestros tiempos. Pero eso no implica hacerlo a cualquier precio; y el precio a pagar, aquí, es una experiencia negativa… en el mejor de los casos.

Pero no nos pongamos dramáticos; al contrario, el objetivo de este texto es ponértelo fácil para distinguir el grano de la paja a la hora de contratar los servicios de una empresa de gestión de cursos académicos fuera de nuestras fronteras. Para ello queremos hablarte del sello de calidad de la asociación ASEPROCE.

Las claves de una experiencia positiva

Una estancia de estudios en el extranjero es muchas cosas. Para los padres, se trata de aprender inglés; para los hijos, de vivir una aventura única. Para ambos, de contar con una experiencia personal que fortalece las competencias prácticas y emocionales de los estudiantes y consolida su currículum académico de cara a un futuro cada vez más competitivo.

Sean cuales sean las expectativas de partida de cada familia, la realidad es que existen una serie de claves para que la experiencia sea positiva a las que no deberíamos renunciar en ningún caso:

  • Una información clara, realista y actualizada sobre los programas de estudios ofertados por la empresa.
  • Un compromiso sólido con las instituciones educativas de acogida en cuanto a programa, alojamiento, convalidaciones, etc.
  • Unas condiciones de seguridad idóneas para los estudiantes internacionales.
  • Una gestión adecuada de la documentación necesaria: solicitudes, trámites, visados, informes de convalidación y certificación…
  • Unos canales de información que funcionen de manera constante entre todos los implicados (estudiante, familia, institución de acogida y empresa).
  • Un acompañamiento de respaldo a lo largo de la estancia de estudios por parte de personal adecuadamente formado y con experiencia.

Solamente si construimos sobre esos pilares podremos aspirar a realizar un curso escolar en el extranjero que resulte gratificante, productivo y, en definitiva, satisfactorio para todos.

ASEPROCE, toda una garantía

Una educación internacional de calidad es la esencia que inspiró la creación de ASEPROCE (Asociación Española de Promotores de Cursos en el Extranjero) en 1987. El objetivo era, y es, agrupar a las agencias del sector que gestionan estas estancias para establecer y mantener unos criterios altos de profesionalidad y calidad en el servicio.

A día de hoy la asociación cuenta con 65 miembros, entre empresas y organizaciones, en todo el territorio español. Todas tienen un objetivo común: facilitar la educación de los estudiantes poniendo a su alcance un variado abanico de opciones para estudiar fuera. Entre sus actividades están la feria anual “Salón de los Idiomas” abierta al público, las sesiones de asesoramiento y la intermediación entre la agencia y el cliente en caso de conflicto.

iEduex forma parte de ASEPROCE desde 2017. Estamos totalmente alineados con las directrices de la asociación en cuanto a estándares de calidad se refiere, así como en cuanto al espíritu que la anima: colaborar desde dentro del sector para ofertar unos programas de excelencia en los que el bienestar del estudiante prime por encima de cualquier otra consideración.

Sello-de-calidad

El sello de calidad de la Norma ASEPROCE

Pero la iniciativa más importante de ASEPROCE es, sin lugar a dudas, su sello de calidad, que se ha convertido en toda una referencia en el sector. Es el marchamo que ofrece un respaldo a las agencias y garantías de seguridad en todos los sentidos a los estudiantes y sus familias.

Este sello está basado en la llamada Norma ASEPROCE, que aglutina una serie de requisitos indispensables y de criterios de calidad básicos, y que constituye la piedra de toque del sello. Dicha norma cuenta con el sello de garantía de Lloyd’s Register, un organismo externo de certificación líder a nivel mundial.

Para su obtención, las agencias que gestionan un curso escolar en el extranjero se someten a una auditoría por parte de ASEPROCE en la que se evalúan siete aspectos distintos relacionados con el cumplimiento de la empresa con la legalidad vigente, la política de información al cliente, una formación del personal (en especial el de acompañamiento, si existiera) y la evaluación por parte del cliente.

Puedes consultar más detalles acerca de la Norma ASEPROCE, lo que implica y otras cuestiones sobre la auditoría aquí.

La información es poder

Si hay algo en lo que estamos de acuerdo todos los que formamos parte de ASEPROCE es en la importancia para el estudiante de contar con toda la información necesaria antes de tomar una decisión. Al fin y al cabo, elegir un curso escolar en el extranjero no es algo que deba hacerse a la ligera, eso está claro.

En ese sentido, cabe señalar unas precauciones básicas sobre las que no deberías dejar de preguntar cuando estés en la fase más temprana de la búsqueda de una agencia de estudios internacionales:

  • Verifica que la agencia es una empresa legalmente constituida y habilitada para ofertar estos servicios.
  • Comprueba si cuenta con algún aval que certifique su buen hacer: apoyos institucionales, asociaciones, reputación online…
  • Recopila información sobre todos los detalles prácticos del programa, del precio total a las condiciones del traslado. En este sentido, más vale pasarse.
  • Busca las claves: un seguro de viaje con amplia cobertura, una garantía de convalidación de estudios y un contrato o documento oficial que recoja las condiciones.
  • Consulta varias opciones antes de tomar una decisión; los más viejos del lugar recordarán aquello del “busque, compare…”.

 

Haz bien las cosas en tu curso escolar en el extranjero

Bien está lo que bien parece, y lo que bien empieza, bien acaba; total, que si te planteas dar el salto a la educación internacional, hazlo de la mano de un buen compañero de viaje.