(0034) 91 297 99 02   (0034) 697 18 28 00   Felipe IV 3, 3º Izq, Madrid (Spain)

Navidades en inglés: un curso escolar viviendo otras tradiciones

Navidades

¿Colgar un calcetín en la chimenea porque un señor gordo y vestido de rojo se va a descolgar por ella con unos regalos? Tú sabes perfectamente de qué va la cosa porque estás harto de verlo en la tele y en el cine, pero dicho así seguro que a tu abuela le suena de lo más raro. Y no es para menos…

Una de las mejores cosas del intercambio cultural producto de hacer un curso escolar en inglés es conocer de primera mano esas pequeñas diferencias que caracterizan los usos y costumbres de cada país (y a veces de cada región). La Navidad, a pesar de la dichosa globalización, no iba a ser menos, y está plagada de pequeñas (o no tan pequeñas) diferencias de un lugar a otro.

Diferencias que solamente se suelen notar cuando te las encuentras. Así que a ti, que te vas a pasar un curso escolar en inglés, te vendrá bien estar al tanto de las rarezas y tradiciones navideñas de británicos, irlandeses, estadounidenses, canadienses…

Reino Unido: petirrojos y apuestas

El petirrojo es un símbolo navideño en Gran Bretaña. En la época victoriana se llamaba “petirrojos” a los carteros por vestir de ese color, y solían aparecer en las felicitaciones navideñas. Un buen día, alguien decidió dibujar al pájaro en lugar de al humano, y la idea triunfó.

Ni turrón, ni mazapanes ni nada de eso. El dulce típico inglés en estas fechas es el mince pie (un pastelillo relleno de fruta picada). Antiguamente solía rellenarse de carne picada, con frecuencia de la peor calidad…

El Boxing Day (el día 26, San Esteban) no tiene nada que ver con el boxeo; se trata de las cajas (boxes) que recogían, y recogen, donaciones caritativas en las iglesias, y de la entrega de aguinaldos. Es festivo, y también se celebran partidos de rugby tradicionales.

Ya sabes que a los ingleses les gusta apostar por todo… ¡incluso a si va a nevar en Navidad! Todos los años, las casas más serias de la isla aceptan apuestas sobre si tendrán, o no, unas white Christmas. Por regiones, claro.

London-Eye-at-Christmas

Irlanda: chochines y alcaravea

La wren boy procession es seguramente la tradición navideña irlandesa más emblemática (y rara). El día 26 de diciembre (también, sí) un grupo de hombres con trajes de paja recorren cada pueblo cantando y “cazando” un pájaro llamado chochín que ponen en lo alto de un palo.

El dulce navideño más típico de Irlanda tiene cierta influencia inglesa (aunque los irlandeses no quieran reconocerlo). Es el caraway seed cake, un humilde pastel redondo con las semillas de alcaravea como protagonistas.

Aquí hay una “Navidad de las mujeres”: es el último día de las fiestas (6 de enero), en el que tradicionalmente los hombres deben encargarse de las tareas domésticas, hacer la comida y recoger los adornos.

Estados Unidos: troncos y elfos

Si pones la tele y ves un tronco ardiendo en una chimenea, y así durante horas, no te extrañes. Es el TV Yule Log, una recreación a la americana de algunas tradiciones europeas. La primera emisión data de 1966, por la neoyorkina cadena WPIX-11.

También es muy habitual ver a un duende aparecer en diversos lugares de la casa durante este periodo navideño, normalmente sentado en alguna estantería, y dedicado a vigilar que los niños se porten bien. Es lo que llaman elf in the shelf.

Pero quizás la tradición navideña más extraña del país es la de Mount Vernon (VA), patria chica adoptiva del primer presidente estadounidense, George Washington. El hombre se trajo al pueblo un camello en la Navidad de 1787, ahora rememoran el hecho cada año.

Y sí, Papá Noel (Santa Klaus, Father Christmas, St. Nicholas o como quieras llamarlo) va de rojo por culpa de la Coca-Cola. Se le ocurrió a un tipo llamado Haddon Sundblom en 1931, inspirado en la imagen de un tipo llamado Lou Prentice.

invierno-canada

Canadá: manitas de cerdo y huesos de pollo

Disfrazarse y visitar a los vecinos (mummering en Terranova, belsnickeling en Nueva Escocia) tiene todavía cierto predicamento, aunque es una tradición moribunda… Si el anfitrión adivina quién es el visitante le invita a algo de comer y beber.

En Quebec, las celebraciones se centran en la comida (os sonará). En Nochebuena la tradición mandaba estofado de manitas de cerdo; hoy optan por algo más light (pastel de carne). En Reyes comen una torta con una alubia dentro. Uy, qué raros son…

Son rosas, tienen sabor a canela y chocolate y se llaman “huesos de pollo”; pero no llevan huesos de pollo, y son muy, muy, muy navideños. La familia Ganong lleva haciendo estos caramelos llamados chicken bones durante 135 años en New Brunswick.

Los canadienses tienen muchas tradiciones comunes a todos los países de tradición anglosajona, como el Christmas cracker: un tubo de cartón envuelto en forma de caramelo con brillantes colores que se abre entre dos personas, con un sonido característico y algún regalito.

Vive una Navidad diferente durante tu curso escolar en inglés

Sea en el bullicio londinenses, en la hermosa campiña irlandesa, en la siempre soleada Florida o entre la nieve de Canadá, las navidades de tu curso escolar en inglés serán una experiencia única y memorable. ¡Felices fiestas!