(0034) 91 297 99 02   (0034) 697 18 28 00   Felipe IV 3, 3º Izq, Madrid (Spain)

Viajar a Irlanda y viajar en Irlanda: movilidad en la isla Esmeralda

Irlanda

Viajar es más que moverse. Por eso es perfectamente posible viajar con la imaginación o a través de los libros. Pero reconozcámoslo, si en el viaje hay un componente físico, mucho mejor. Porque es mucho más emocionante y porque se aprende una barbaridad, y no solo desde una perspectiva académica; y si hablamos de estudiar inglés en Irlanda con iEduex, ya ni te contamos.

Así, si bien en un viaje lo de desplazarse no es lo más importante, eso no quiere decir que sea lo de menos: hay un montón de detalles prácticos muy importantes a tener en cuenta. Como por ejemplo el aeropuerto de salida y llegada, los transportes públicos urbanos e interurbanos, los precios, los abonos, etc.

Es difícil condensar toda la información sobre viajar en Irlanda y viajar a Irlanda en una entrada de blog, pero nos hemos puesto manos a la obra para darte las nociones básicas sobre viajes, transportes y movilidad hacia y dentro de esa encantadora isla que a todos nos atrae tanto.

Viajar a Irlanda, volando (o no)

Bueno, lo primero, llegar. Y salvo que te apetezca hacer un bonito y largo road trip o pillarte un ferry en Santander o Bilbao (que también tiene su encanto), lo más lógico, rápido y barato es que vayas en avión.

Porque las conexiones directas son muchas y bastante económicas. En España hay vuelos a Irlanda directos a tutiplén desde Madrid, Barcelona, Sevilla, Valencia, Bilbao, Palma de Mallorca, Santa Cruz de Tenerife… En fin, puedes viajar a Irlanda desde más de una veintena de aeropuertos.

En cuanto a aeropuertos de llegada, Irlanda no es una isla muy grande, pero hay varios para elegir en función de tu destino final: Dublín (DUB), Cork (ORK), Knock (NOC) y Shannon (SNN) reciben vuelos de España. Eso sí, unos de más orígenes y con más frecuencia que otros.

Compañías: por supuesto, la popularísima irlandesa Ryanair es una de ellas. Pero también puedes volar con Iberia Express, Aer Lingus, Vueling, EasyJet, TUI Eso sí, en algunos casos las conexiones son estacionales.

En cuanto duración y precios para viajar a Irlanda… Lo primero es fácil de determinar, porque hablamos de vuelos de un par de horas o tres. Cerquita. En cuanto a precios, ya depende mucho del origen y el destino, la antelación con la que te hagas con el billete, el horario del vuelo y un largo etcétera. El abanico es muy grande, pero puede ir desde fenomenales ofertas de 10 € a tarifas más normales que rondan los 60-100 €. Baratito.  

Viajar en irlanda

De Dublín a Galway, de Cork a Limerick, de… bueno, a donde tú quieras: el transporte público en Irlanda es excelente. Sí, también hay vuelos domésticos, pero ¿qué hay de la flexibilidad del autobús y del encanto del tren?

Viajar en tren en Irlanda es todo un placer por su capilaridad y su regularidad. Hay nueve líneas interurbanas conectando Dublín con las grandes ciudades del país (una de ellas con Belfast, llamada Enterprise) y dos “periféricas” desde Limerick (a Waterford y a Galway). Puntuales, asequibles (sobre todo con tarifa de estudiante) y con todo el encanto de los paisajes irlandeses…

El transporte interurbano en autobús es todavía más funcional. Aunque hay algunos operadores privados, la mayoría del servicio corre por cuenta de Bus Éireann, con más de 1200 coches de acá para allá entre las principales ciudades irlandesas y con paradas urbanas y en pequeñas localidades.

Ojo, que no es infrecuente en irlanda tirar de otros transportes que a nosotros nos parecen más exóticos, como las barcazas que recorren los canales y los puertos del país. Eso sí, en este caso no hablamos de transporte público, así que déjalo para una excursión de placer cuando vengan a verte tus padres…

viajar a irlanda

¿Y los desplazamientos de proximidad?

Lo cierto es que lo más normal si haces un curso académico en Irlanda es que sea en Dublín o en Cork (o sus alrededores), y que la mayoría de tus desplazamientos sean de proximidad.

En cuanto a ir a la high school, despreocúpate, porque los autobuses escolares son la norma, y su red es extraordinariamente tupida. Como norma general, si tu escuela está a más de 3.2 km de tu residencia, te llevan, pero lo ideal es consultar cada caso particular con tu institución de acogida.

Escuela aparte, hay varias opciones, en función (claro) de dónde te encuentres:

  • En Dublín cuentas con 110 líneas de autobuses urbanos (y 20 nocturnas), pero también con el DART (un tren de cercanías para toda el área metropolitana, con 31 estaciones y mucha frecuencia), los Commuters (cinco líneas, menos frecuencias) y el Luas (un tranvía con dos líneas y varias extensiones).
  • En Cork hay varias líneas urbanas de autobús (números 201 a 226), dos de ellas circulares, que conectan Parnell y el centro con los suburbios. Los trenes de cercanías conectan la ciudad con Cobh y Midleton. Ah, y hay una estupenda red de bicicletas públicas (330 bicis en 31 puestos por toda la ciudad).
  • ¿Metro? No, no hay metro en Irlanda. Ni falta que hace. Hay muchos proyectos para construirlo en Dublín, pero no será para el año que viene.
  • Y siempre te quedará el taxi… o más típico, el hackney, una especie muy británica de taxi que se reserva (nada de pararlo en la calle) y cuya tarifa se acuerda con antelación.

Irlanda está ahí, ¡muévete!

Queremos que tengas toda la movilidad en Irlanda que necesites para que tu estancia para estudiar un curso en Irlanda vaya como la seda. ¿Alguna duda?