(0034) 91 297 99 02   (0034) 697 18 28 00   Felipe IV 3, 3º Izq, Madrid (Spain)

Choque cultural inverso: qué es y cómo afrontarlo

Si estás de camino a casa después de pasar un año estudiando secundaria en EEUU gracias a una de nuestras becas para estudiar en el extranjero, probablemente ya has experimentado todos los altibajos del choque cultural al llegar a Estados Unidos. Probablemente te costase un poco acostumbrarte, pero pasados unos días seguro que no podías estar más a gusto.

No obstante, a medida que se acerca el momento de volver a casa después de estudiar un año en USA, es posible que te sobrevenga una misteriosa sensación de depresión. Lamentablemente, no es casualidad. Es un fenómeno conocido como choque cultural inverso, y aunque no afecta a todos los estudiantes, existe la posibilidad de que te afecte de una manera u otra. 

¿Qué es el choque cultural inverso?

 Si bien el choque cultural inverso tiene distintos efectos en cada estudiante, es probable que comiences a experimentar soledad, frustración, depresión y, por supuesto, una desconexión entre tú y el mundo en el que antes vivías cuando estabas en casa. De hecho, algunas personas consideran que lidiar con el choque cultural inverso es más difícil que con el choque cultural que experimentaste nada más llegar al extranjero.

Estudiar en el extranjero es una experiencia realmente reveladora, y como resultado, habrás desarrollado nuevos valores y capacidades, prioridades y puntos de vista sobre tu hogar, Estados Unidos y el mundo en general. Habrás crecido como persona y estarás más preparado para enfrentarte a los retos futuros.

No es que no te guste de dónde eres o con quién vivías antes, es que después de pasar una época en un lugar que valoras más que el anterior y analizas cómo solías vivir en el pasado, se tiende a pensar críticamente sobre lo que quieres hacer en el futuro. 

Cómo superar el choque cultural inverso

 Al menos has vuelto a la comodidad de tu hogar, ¿verdad? Simplemente volverás a tus viejas rutinas y la vida volverá a ser como era antes. Desafortunadamente, este probablemente no sea el caso.

La vida hogareña a la que regresas puede no ser lo que habías imaginado, y la verdad es que tus amigos y familiares han continuado sus vidas mientras te fuiste. No hay forma de evitarlo, es lo que pasa cuando te vas durante una temporada.

No te preocupes. Eventualmente volverás a adaptarte a la vida hogareña, las cosas comenzarán a parecer un poco más normales otra vez y volverás a caer en una especie de rutina. Las cosas nunca volverán a ser exactamente iguales, pero ese es uno de los beneficios de estudiar en el extranjero.

Probablemente va a tomar un poco de tiempo integrar de tu vida anterior con las nuevas creencias, hábitos, objetivos personales y aspiraciones profesionales que has desarrollado en el extranjero, pero cuando lo consigas serás capaz de vivir una vida más satisfactoria en el futuro.