(0034) 91 297 99 02   (0034) 697 18 28 00   Felipe IV 3, 3º Izq, Madrid (Spain)

La high school del mes en Canadá: NLESD, Terranova y Labrador

terranova

Hace tiempo que queríamos traer a nuestra selecta lista de “high schools del mes”, en la que recopilamos informaciones sobre algunos centros educativos norteamericanos que nos parecen ejemplares, alguna high school de Terranova y Labrador… ¡Pero el caso es que no conseguimos decidirnos por ninguna en concreto!

Esto tiene que ver con varias cosas. Está la peculiar estructura del sistema educativo terranovense y labradoreño; está la alta calidad media de todos los centros de secundaria de por aquí, sean públicos o privados. Está el imponente atractivo de toda esta provincia canadiense, en términos culturales, económicos, naturales… Total, que nos es imposible elegir una.

Así que en este post que inspira estancias de estudios en Canadá irrepetibles vamos a variar un poco nuestro contenido habitual. Seguimos presentándote en primer lugar el espacio geográfico y el distrito; luego mencionamos algunas high schools que nos encantan (y por qué) y terminamos resaltando la accesibilidad que ofrece en cuanto a actividades inspiradoras (y divertidas) dentro y fuera de las aulas.

Terranova y Labrador, una tierra privilegiada

La isla y la costa a la que llegaron los primeros visitantes europeos de Norteamérica (vascos, por cierto) se ha convertido con el transcurso de los siglos en uno de los mejores lugares para vivir del mundo. Ha sido sin duda uno de los lugares de América más influidos por la cultura europea, en este caso británica (pero con un fuere componente irlandés y católico).

Esta pequeña provincia oriental conoció una fuerte reconversión allá por los años noventa que la situó a la cola del desarrollo canadiense (enormemente dinámico en otras latitudes), y las industrias tradicionales (la pesca, la madera y el petróleo) se vieron muy tocadas. Hoy se mantienen en niveles más sostenibles que han ayudado a mantener un tejido socioeconómico de escala muy humana.

Prueba de ello es que la capital, Saint John’s (unos 100.000 habitantes), esté entre las mejores ciudades pequeñas para vivir en Canadá; que su patrimonio histórico, su herencia cultural y sus atractivos paisajes atraigan el turismo tanto hacia los pueblecitos de la isla, de suave clima atlántico, como a las agrestes tierras del continente, de aire subártico. Y, además, a apenas cinco horas de avión de la península ibérica.

El distrito escolar NLESD

Para entender la lógica de la estructura educativa de esta provincia hay que tener en cuenta la reforma administrativa de 2013, por la que los cuatro distritos preexistentes se convirtieron en dos, saltando de criterios geográficos a criterios lingüísticos. Así, los distritos de Labrador (en el contiente), Oeste (el más rural de Terranova), Central y Avalon (el más poblado) se convirtieron en NLESD y CSFP.

Nos quedamos con el primero, el Newfoundland & Labrador English District Council, incomparablemente mayor (con 256 centros y unos 63000 alumnos), del que dependen 36 centros de educación secundaria, más de la mitad de los cuales se encuentran en la capital, St. John’s, y buena parte de los cuales tiene un pasado como instituciones de origen religioso.

El distrito tiene como directivas educacionales los programas de inmersión en francés, existentes en aproximadamente una veintena de centros de secundaria (no en vano Quebec está a la vuelta de la esquina); la competencia numérica; y (y aquí viene lo bueno) los programas de estudiantes internacionales, que no solo sanean sus cuentas, sin que aportan diversidad cultural a sus aulas.

Newfoundland

Algunas high shools destacadas

Es imposible referir la variedad de todos los centros de secundaria públicos del distrito. Además, gracias a NIS, los programas de estudios de inglés en esta provincia de Canadá incluyen también varios prestigiosos centros privados; de forma que aquí te presentamos nuestra selección particular:

  • Gonzaga Regional High Shool. Enclavada la capital, en un bonito entorno consagrado a la educación, junto a la universidad. Pública, fundada por jesuitas y valorada como la mejor de la provincia, es famosa por sus equipos deportivos, los Vikings.
  • Corner Brook Regional High School. Para vivir de primera mano el ambiente rural del oeste de la isla (incluso aquí, en su capital de 30.000 habitantes) sin sacrificar excelencia educativa. ¡Al contrario!
  • St. Bonaventure’s College: Un centro privado de St. John’s, católico y que transpira historia por cada una de sus piedras (¡traídas desde Irlanda!). Su enseñanza en música es internacionalmente reconocida.
  • Lakecrest: Una escuela independiente que se parece enormemente el sueño de muchos por su enfoque pedagógico y su gran nivel educativo. También está en la capital, pero solamente llega a K10.
  • Mount Pearl Senior High: En el extremo oriental de la isla pero a tiro de piedra de la capital está esta pequeña ciudad con un centro de secundaria de primera calidad: 100 cursos, tres líneas de francés, AP, programa alternativo… En fin, calidad.
  • Jens Haven Memorial: Si buscas un sitio realmente remoto, entre inuits y auroras boreales, este es tu centro de secundaria, en Nain, en la costa norte de Labrador. Seguramente aprendas más que en ningún otro…

Por actividades extraescolares, que no sea…

Si algo caracteriza los programas extracurriculares de Terranova y Labrador es su voluntad por integrarse en la comunidad circundante y su cultura. Así consiguen sacar todo el partido a una tierra predominantemente rural y dotada de grandes atractivos naturales y climáticos que invitan a las actividades de exterior.

De esta manera, es frecuente que los centros de secundaria de esta provincia ofrezcan actividades deportivas como el esquí, el rafting o la escalada, pero también otras de contacto tranquilo con la naturaleza a las que difícilmente tendrás acceso en otro lugar: avistamiento de ballenas, rutas en trineo, senderismo y supervivencia…

Estas actividades son el complemento perfecto y necesario para un currículo académico cargado de asignaturas obligatorias “fuertes” y optativas muy variadas que consiguen uno de los objetivos de este distrito que nos parece esencial: despertar curiosidad y potenciar actitudes de aprendizaje constante en los alumnos. Que no es poco.

¡Saborea la costa NE de Norteamérica!

Una tierra rica en historia y tradición, evocadora en sus paisajes y acogedora en sus gentes. Una experiencia educativa y vital verdaderamente auténtica, ¡no la desaproveches!