(0034) 91 297 99 02   (0034) 697 18 28 00   Felipe IV 3, 3º Izq, Madrid (Spain)

¿Cómo se piensa en inglés?

pensar en ingles

Vamos progresando. A pesar de que para aprender inglés en secundaria en la escuela no siempre nos lo ponen fácil, cada día lo dominas mejor. Los métodos online y otras técnicas de estudio de inglés te ayudan mucho, y ya puedes diferenciar variedades. El siguiente paso es empezar a pensar en inglés. Pero cuidado con lo que deseas, porque puede cumplirse; y entonces no habrá marcha atrás…

Vale, esa última frase ha sonado a peli de miedo, y no era la idea. Lo que queremos decir es que aprender un idioma extranjero en profundidad modifica nuestra forma de pensar y entender la realidad.

O sea, ¿los angloparlantes ven el mundo de manera distinta a nosotros por el hecho de pensar en inglés? Pues sí. ¿Y las personas que hablan dos idiomas ven el mundo en estéreo, o qué? Se puede decir así… El lenguaje condiciona: nos lo parecía, nos ha dado por mirarlo y resulta que no estamos locos. ¡Sigue leyendo!

El idioma determina la forma de pensar

Esta afirmación puede sonar extraña a primera vista, pero si lo pensamos un poco y leemos artículos como los de Lera Boroditsky lo veremos más claro. Nuestra lengua materna es nuestra herramienta para poner nombres a las cosas y expresar nuestras experiencias, ideas y emociones. Y cada lengua tiene sus características gramaticales, sintácticas, semánticas…

De esta forma, si un idioma tiene un rico vocabulario en cuanto a colores, es probable que los hablantes de esa lengua puedan identificar más colores que los hablantes de una lengua más limitada en ese sentido. O si un idioma tiene muchas formas verbales para hablar del pasado, sus hablantes podrán matizar mejor que otras personas lo que pasó, ha pasado, había pasado, hubo pasado, etc.

Eso ayudaría a explicar muchas diferencias culturales entre pueblos y personas con distintos idiomas. Hay idiomas que facilitan la orientación espacial, y otros que permiten expresar ricos matices sobre la propiedad. Algunos son más eficaces para mostrar sentimientos, y otros varían en función de con quién estemos hablando. Pero eso es solo la punta del iceberg.

Pensar en otro idioma nos hace más reflexivos

¿Qué pasa cuando pensamos en un idioma que no es nuestra lenga materna? Pues que pensamos mejor, o mejor dicho, reflexionamos más. Varios estudios indican que cuando pensamos en otro idioma se ve favorecido el llamado pensamiento deliberativo. Es algo así como si habláramos con nosotros mismos y eso nos ayudara a tomar decisiones más utilitarias y menos emocionales.

Así, si tratamos de resolver un problema y nos ponemos a pensar en inglés (por ejemplo), es probable que lleguemos a conclusiones distintas que si lo pensamos en español. Curioso, ¿no? Esto no les ocurre a las personas bilingües, claro está (ellos tienen otro tipo de desarrollo mental, digamos), pero a los no nativos de una lengua nos obliga a “cambiar nuestro enfoque” de las cosas. Y eso está muy bien.

Además, cuando pensamos en otro idioma nos volvemos más insensibles emocionalmente hablando. Nos afectan menos los dilemas morales o los insultos, por ejemplo. También crece nuestra tolerancia al riesgo: tendemos a minimizar el miedo y a dar prioridad a los beneficios y los resultados más “tangibles”, por así decir.

pienso en ingles

Idiomas, adolescencia y afectos

Pero todavía hay más. Conocer una lengua es el camino más directo para simpatizar con los hablantes nativos de esa lengua. No porque podamos comunicarnos mejor con ellos (que también), sino porque entenderemos mejor su cultura (algo impagable en estos días) y nos sentiremos, en cierta manera, parte de ella.

Cuando se aprende un idioma extranjero en los años de la adolescencia temprana, cuando se están forjando nuestros sentimientos de pertenencia e integración, es muy probable que se generen lazos de afecto con este idioma y aumenten las posibilidades de que la persona se considere mas identificada con la cultura asociada a esa lengua.

Es decir, que la secuencia sería algo así: si estudiamos por ejemplo inglés en la primaria y la secundaria, aunque no podamos llegar a pensar en inglés como lo haríamos en español (tendremos un pensamiento más “torpe”, por decirlo de alguna manera), generaremos un gusto y luego una afinidad no con el idioma, sino con la cultura inglesa, norteamericana, irlandesa, canadiense…

Pensando en inglés: neutralidad, distancia, responsabilidad

Vale, y entonces, ¿cómo se piensa en inglés? No es tan fácil responderlo, porque hay muchos ingleses (igual que muchos españoles). Pero la lengua inglesa tiene ciertos rasgos con un claro impacto en la forma de ver el mundo de los angloparlantes:

  • En inglés el género no es tan evidente como en otros idiomas, como el español. Así, cuando se categorizan o describen objetos se basan más en la forma o la talla, mientras que en español asociamos nociones de género a esos objetos que describimos.
  • El tiempo en inglés es largo o corto, no mucho o poco. Se sitúa en el espacio, no en una balanza. Y no de cualquier manera: hacia delante y hacia atrás; en eso se parece al español, pero difiere de otros idiomas.
  • La relación causa-efecto también se ve afectada. En español, las cosas que rompemos sin querer se nos rompen. En inglés, tiene que haber alguien que lo haya roto, sea a propósito o no. Esto tiene su efecto en la noción de responsabilidad.
  • En inglés se dice primero lo que quieres, y luego por qué. En otros idiomas (el chino, por ejemplo) primero se explica el por qué, y luego el qué.
  • ¿Tienes la impresión de que el inglés es más “educado”? No es solo por usar mucho please, thank you y sorry. Incluso en contextos coloquiales el inglés usa perífrasis como could you y would you que suenan más formales que nuestro pásame el pan.
  • Si nada de esto te convence, ¿qué hay de los phrasal verbs? Un verbo cambia radicalmente de significado en función de la preposición o el adverbio que lo acompañe, con matices difíciles de aprehender para el hablante extranjero…

 

Aprende idiomas, abre tu mente y amplía horizontes

Así que ya sabes, ponte a pensar en inglés cuanto antes, todo son ventajas. Nosotros te aconsejamos que optes por la inmersión lingüística para poder dominar realmente el idioma, ¡pero todo ayuda! ¿Has oído hablar de nuestras becas para estudiar en los Estados Unidos?